Hidradenitis Supurativa


La Hidrosadenitis Supurativa, también conocida como Hidradenitis Supurativa, es una enfermedad cutánea crónica, inflamatoria y recurrente que se caracteriza por tener zonas inflamadas localizadas normalmente alrededor de las axilas, las ingles y zona anogenital. Estas zonas inflamadas suelen incluir lesiones en forma de nódulos, abscesos y fístulas y normalmente aparecen en lugares del cuerpo que albergan glándulas apocrinas, así como debajo de las mamas, en las nalgas y en la cara interna de los muslos, donde roza la piel.1,2,3,4,5

En ocasiones también es llamada “acné inverso” por los dermatólogos y otros especialistas. También se la conoce por otros nombres como Enfermedad de Verneuil o simplemente golondrinos.

Esta enfermedad puede adoptar diversas formas, dependiendo de la persona. Los casos leves de Hidradenitis Supurativa pueden consistir en pequeños bultos, puntos negros o unos pocos quistes, mientras que los pacientes con estados más graves pueden presentar múltiples trayectos fistulosos interconectados y abscesos de los que a veces sale líquido, y que pueden tener un olor desagradable.1,2.

Suelen tener este aspecto:

Información sobre la Hidradenitis Supurativa

  • Las lesiones causadas por la hidradenitis pueden resultar muy incómodas y dolorosas. A menudo dificultan la calidad de vida de los afectados por este proceso, tanto es así que es considerada la enfermedad dermatológica con mayor impacto en la calidad de vida de los pacientes. 2,5,6
  • Aunque afecta a la piel, la hidrosadenitis es un trastorno inflamatorio, lo que significa que esta enfermedad se asocia a irregularidades en el sistema inmunitario. Sin embargo, se desconoce la causa exacta. Puede aparecer a cualquier edad, si bien surge con mayor frecuencia en los primeros años del tercer decenio de vida; la frecuencia de aparición disminuye después de los 50-55 años. 2,3,4,5
  • LTiene una prevalencia estimada de aproximadamente el 1 % de la población. Esta enfermedad se diagnostica erróneamente con frecuencia y muchas personas con HS no siempre se sienten cómodas al hablar de sus síntomas o solicitar ayuda al dermatólogo. 2,3,5
  • Esta enfermedad se diagnostica erróneamente con frecuencia y muchas personas con HS no siempre se sienten cómodas al hablar de sus síntomas o solicitar ayuda al dermatólogo; el número de personas diagnosticadas realmente es mucho menor del número de personas que se cree que podría sufrirla.
  • Aunque no se conoce si todos los casos de HS son progresivos (lo que significa que la gravedad del proceso puede aumentar a lo largo del tiempo), algunos casos de HS pueden ser recurrentes y tornarse más graves si no se tratan correctamente. En consecuencia, es importante diagnosticar y tratar adecuadamente lo antes posible. En las personas que sospechen o padezcan de HS, el primer paso consiste en hablar con el dermatólogo para garantizar un diagnóstico exacto..

Si crees que puedes sufrir hidradenitis supurativa, habla con tu dermatólogo experto más cercano para obtener más información sobre esta enfermedad, ya que es un primer paso importante para poder controlarla.