Síntomas de la Hidrosadenitis


Uno de los primeros pasos para entender la enfermedad es informarse sobre los signos y síntomas de la hidrosadenitis supurativa. A continuación, podrás conocer los distintos tipos de hidradenitis (otra forma de llamarla) y ver fotografías de pacientes con esta patología.

Haga clic en las áreas señaladas en la silueta para ver imágenes de casos leves, moderados y graves que afectan a esas zonas.3
1
2
3
4
1

AXILA IZQUIERDA

sintomas axilas

2

AXILA DERECHA

sintomas axilas

3

PECHOS

sintomas pecho

4

GENITALES / INGLES MUJER

sintomasgenitales2

GENITALES / INGLES HOMBRE

sintomasgenitalhombre

Si tus síntomas son parecidos, sal de dudas realizando nuestro test médico:

–> HACER TEST <--

Síntomas leves de Hidrosadenitis (Hurley I)

Abscesos/forúnculos únicos o poco numerosos aislados sin trayectos fistulosos ni cicatrices.1,2
Bultos dolorosos y abscesos en las axilas, ingles, debajo de las mamas, nalgas o cara interna de los muslos.
Estos bultos comienzan generalmente como nódulos firmes del tamaño de un guisante.3

Tienes más información en nuestra sección de golondrinos.

Síntomas moderados de hidrosadenitis (Hurley II)

Abscesos/forúnculos recurrentes en distintas zonas con cicatrices y trayectos fistulosos1,2
Formación de cicatrices: en la hidrosadenitis pueden producirse cicatrices como consecuencia de la aparición de episodios prolongados o repetidos en una misma localización3

Síntomas graves de hidradenitis (Hurley III)

Abscesos/forúnculos generalizados con múltiples trayectos fistulosos interconectados.1,2,3,4
Los abscesos pueden ser dolorosos y transformarse en trayectos fistulosos profundos bajo la piel.3
Las zonas de piel afectada pueden romperse y emitir un olor desagradable.3

Dado que la enfermedad suele confundirse con una infección, es muy frecuente que haya un retraso importante antes de llegar al diagnóstico.1,2 Los dermatólogos normalmente valoran los signos y síntomas de la hidradenitis en una escala: estas categorías se definen a partir de una medición clínica de la gravedad denominada escala de Hurley:1

No todos los casos de la enfermedad son progresivos (lo que significa que el proceso puede aumentar de gravedad a lo largo del tiempo). Sin embargo, algunos casos de HS pueden ser recurrentes y hacerse más graves con el tiempo. En consecuencia, resulta esencial diagnosticar y tratar adecuadamente lo antes posible.2,4 En los pacientes con HS, el primer paso consiste en hablar con el dermatólogo para garantizar un diagnóstico exacto.

Es importante que quienes padecen HS mantengan un diálogo abierto y sincero con su médico. Dado que no es una enfermedad demasiado conocida, se recomienda que consulte a un dermatólogo (médico especializado en la salud de la piel) ante cualquier duda o pregunta que tenga.

Bibliografía

1. Jemec G. Hidradenitis Suppurativa. N Engl J Med. 2012; 366:158-64.

2. Zouboulis CC, Tsatsou F (2012) Disorders of the apocrine sweat glands. In: Goldsmith LA, Katz SI, Gilchrest BA, Paller AS, Leffell DJ, Wolff K (eds) Fitzpatrick’s Dermatology in General Medicine. 8th ed, McGraw Hill, New York Chicago, pp 947-959.

3. Mayo Health Clinic. Hidradenitis Suppurativa. Available at: http://www.mayoclinic.com/health/hidradenitis-suppurativa/DS00818. Published April 9, 2013. Accessed August 23, 2013.

4. Collier F., Smith R., Morton C. Diagnosis and management of hidradenitis suppurativa. BMJ. 2013; 346:f2121.